Horno de Calcinación Apold-Fleissner

Horno Apold-Fleisner
El Horno Apold-Fleissner, tras su rehabilitación
Horno de Calcinación Apold-Fleissner

El Horno Apold-Fleissner, declarado ‘Monumento’ en 2008, es uno de los espacios más espectaculares de Ortuella. Actualmente, se encuentra rehabilitado como edifico para dependencias municipales, si bien durante el siglo XX fue una estructura clave de la explotación minera en la localidad.

Presenta una forma arquitectónica consecuencia directa de la función para la que se ejecutó: la calcinación del carbonato de óxido de hierro para producir mineral de mejor ley. Así, el edificio está conformado por dos estructuras laterales gemelas en las que se ubicaban los hornos y una estructura central adosada a las anteriores mediante junta constructiva.

El horno de calcinación de tipología Apold-Fleisner de Ortuella transformaba el mineral con aire caliente a 700/800 ºC.

Existe un panel informativo situado junto a la Estación Sagrada Familia que explica a los visitantes la historia de este horno.

Horno de Calcinación Apold-Fleissner